Cómo Actualizar tus Dispositivos Comerciales a la Última Versión de Ios y Macos

Preparación para la última versión del sistema operativo de Apple con una interrupción mínima del negocio

laptop 2575689 960 720

A finales de este año, la última versión del sistema operativo de Apple llegará a un dispositivo cerca de usted. Para las empresas que utilizan dispositivos Apple, poner las nuevas funciones en manos de los usuarios sin interrumpir los flujos de trabajo o ralentizar la productividad puede ser un desafío, especialmente cuando se tiene en cuenta la velocidad a la que los usuarios de Apple desean actualizar.

A diferencia de otros ecosistemas, las principales versiones nuevas de los sistemas operativos de Apple (macOS, iOS, watchOS y tvOS) se lanzan anualmente. Una combinación de la ruta de actualización simple y sin costo ayuda a impulsar tasas de adopción impresionantes para los consumidores. Esto está en marcado contraste con Windows, donde Windows 7 sigue siendo más popular que el nuevo Windows 10, o Android, donde el último sistema operativo se implementa lentamente, lo que resulta en solo una minoría de dispositivos que ejecutan la última versión.

Hay un caso sólido para permitir que los usuarios finales actualicen sus dispositivos el día en que se lanzan los nuevos sistemas operativos. Las versiones antiguas de software siempre son menos seguras y alentar a los usuarios a actualizar a los últimos sistemas operativos lo antes posible ayudará a garantizar que su empresa no sea víctima de violaciones de datos y vulnerabilidades del sistema.

Entonces, ¿cuál es la mejor manera de prepararse e implementar una actualización en su negocio?

Actualización a la última versión de macOS

Hay varias formas de realizar actualizaciones en una Mac. La ruta de actualización más común para macOS es una actualización in situ, que implica instalar el sistema operativo manteniendo intactos los datos del usuario.

Un método para realizar una actualización en el lugar es enviar un comando MDM a las Mac inscritas en el Programa de inscripción de dispositivos (DEP) de Apple. Al igual que iOS, este comando MDM hará que sus Mac descarguen el nuevo sistema operativo de Apple y lo instalen automáticamente en los dispositivos. Sin embargo, esto solo funcionará para Mac inscritos en DEP.

Para las Mac que no están inscritas en DEP, es más fácil realizar actualizaciones en el lugar empaquetando previamente el instalador de macOS para el usuario, que luego se instala automáticamente.

La generación de imágenes, que es un conjunto de tecnologías que se utilizan en una variedad de escenarios de implementación, está siendo reemplazada por tecnologías nativas de Apple. Las opciones de imágenes a largo plazo seguirán siendo menos relevantes cuando se trata de administrar una implementación de Mac.

Las últimas actualizaciones para macOS requieren que los usuarios estén conectados a Internet al actualizar. Esto se debe a las actualizaciones de firmware que Apple instala en Mac, lo que refuerza aún más la seguridad del dispositivo. Solo el instalador de macOS puede descargar e instalar estas actualizaciones de firmware, lo que valida a Apple como la fuente del firmware crítico.

Actualización a la última versión de iOS

A diferencia de las actualizaciones de macOS, solo hay un flujo de trabajo para las actualizaciones de iOS. Apple los pone a disposición y luego los instala el usuario final. Si bien las organizaciones no pueden impedir que los usuarios finales actualicen, pueden actualizar en masa a los usuarios finales en dispositivos supervisados ​​(con iOS 10.3 o posterior), aprovechando el comando de actualización MDM.

Con iOS 11, las organizaciones pudieron inscribir manualmente dispositivos iOS independientemente de cómo se compraron, utilizando el Configurador de Apple para agregar dispositivos retroactivamente al DEP.

Durante la inscripción al DEP, MDM ya no es opcional y todos los dispositivos iOS ahora serán supervisados. Si bien esto puede no afectar sus flujos de trabajo, considere el impacto potencial en la experiencia del usuario final y el proceso de configuración, y tenga en cuenta que la supervisión y el DEP ahora van de la mano.

Comunicar el plan a los usuarios finales

Cuando se trata de actualizaciones, es mejor pecar de cauteloso y sobrecomunicarse que que las personas se pierdan detalles clave del plan. No todos los usuarios finales conocen el tiempo que lleva actualizar una Mac. Es aconsejable informar a los usuarios con anticipación sobre el tiempo medio de actualización y comunicar la mejor hora del día para actualizar.

También es esencial que los usuarios finales realicen una copia de seguridad de sus dispositivos antes de actualizarlos, en caso de que haya problemas con la instalación, independientemente de si la copia de seguridad está localizada o a través de iCloud.

Categorías Mac

Deja un comentario