Cómo crear y usar una unidad USB de recuperación de Windows 11

Si los problemas de inicio de Windows 11 le impiden arrancar su PC, un USB de recuperación podría ser la diferencia entre que funcione correctamente o no.

Siga leyendo para saber cómo crear una unidad USB de recuperación de Windows 11 y qué debe hacer si tiene que usarla. Las instrucciones a continuación también se aplican a versiones anteriores del sistema operativo, como Windows 10.

¿Qué es una unidad USB de recuperación de Windows 11?

Al igual que sus predecesores, Windows 11 es susceptible a errores de inicio que pueden impedir que se cargue. Un USB de recuperación le permite resolverlos brindándole acceso a las opciones de recuperación del sistema en WinRE (entorno de recuperación de Windows). Si la unidad contiene los datos del sistema de su PC, también puede reinstalar Windows 11 si fallan sus intentos de solución de problemas.

Una unidad USB de recuperación de Windows 11 no incluye aplicaciones ni archivos personales. Si desea la opción de restaurar todos los datos en su PC en caso de una reinstalación del sistema operativo, debe activar el Historial de archivos o realizar copias de seguridad periódicas de la imagen del sistema. Como alternativa, utilice un software de copia de seguridad de terceros dedicado.

Si desea seguir adelante y configurar una unidad USB de recuperación, necesita una unidad flash de tamaño adecuado: 16-32 GB si desea que incluya archivos del sistema o 1 GB si no lo desea. Su unidad USB de recuperación también está vinculada a su computadora, así que asegúrese de crearla antes de su computadora se encuentra con cualquier problema.

Crear una unidad USB de recuperación de Windows 11

Para crear una unidad USB de recuperación, debe usar una utilidad integrada de Windows 11 llamada Recovery Drive Creator. Lo guía a través de cada paso del proceso y copia automáticamente los archivos requeridos al final. Perderá todos los datos existentes en la unidad flash USB que planea usar, así que copie todo en su PC antes de comenzar.

Nota: Si realiza una copia de seguridad de los datos del sistema en su PC en el USB de recuperación, debería ser suficiente una unidad flash con al menos 16 GB de almacenamiento. Sin embargo, algunos sistemas Windows 11 pueden requerir una unidad de 32 GB. Verá el tamaño exacto en el paso cinco.

1. Seleccione el Búsqueda botón en la barra de tareas, escriba Unidad de recuperación en el cuadro de búsqueda y presione Ingresar.

2. Selecciona sobre el Control de cuentas del usuario diálogo.

3. Marque la casilla junto a Hacer una copia de seguridad de los archivos del sistema en la unidad de recuperación si desea incluir archivos del sistema en la unidad de recuperación. Luego, seleccione próximo.

4. Espere hasta que Recovery Drive Creator termine de prepararse para la tarea que tiene por delante.

5. Seleccione su unidad flash debajo de la Unidades disponibles sección. Asegúrese de que su unidad flash tenga el espacio disponible en la lista. Si tiene varias unidades externas conectadas, preste mucha atención al seleccionar para evitar la pérdida de datos no deseada.

6. Seleccione Crear para iniciar el proceso de creación de la unidad de recuperación.

7. Espere hasta que Recovery Drive Creator termine de crear la unidad de recuperación. Si está configurando la unidad para incluir datos del sistema, el proceso puede tardar hasta una hora en completarse. Siéntase libre de seguir trabajando en su PC mientras tanto.

8. Seleccione Finalizar una vez que la unidad de recuperación esté lista.

9. Desconecte la unidad USB de arranque de su PC. Guárdelo en un lugar seguro para que pueda acceder a él rápidamente en caso de que falle el sistema operativo.

Use una unidad USB de recuperación de Windows 11

Si Windows 11 no se carga repetidamente, su computadora se iniciará automáticamente en su partición de recuperación. En comparación con una unidad de recuperación, la partición de recuperación ofrece opciones de solución de problemas adicionales, como la capacidad de iniciar Windows 11 en modo seguro y restablecer el sistema operativo mientras mantiene sus datos intactos.

Solo debe usar la unidad USB de recuperación si no se puede acceder a la partición de recuperación o si sus opciones no funcionan. En ese caso, conecte la unidad USB y reinicie el sistema. Abra el menú de inicio único: presione Esc o F12 durante el proceso de inicio y especifique que desea iniciar desde un medio extraíble en lugar del disco duro o SSD. O cambie el orden de arranque a través del BIOS o UEFI.

Una vez que su PC se inicia en la unidad de recuperación, debe elegir un diseño de teclado, por ejemplo, A NOSOTROS-para proceder. Luego se encontrará con una pantalla con opciones para Recuperarse de una unidad (disponible solo si la unidad contiene datos de su sistema) y Solucionar problemas tu computador.

Antes de recuperar desde la unidad (que reinstala Windows 11), debe seleccionar Solucionar problemas y utilice las herramientas de recuperación del sistema disponibles para reparar el sistema operativo. Esto es lo que hace cada opción avanzada en breve:

  • Reparación inicial: inicia una secuencia automática de reparaciones de inicio. Pruebe esta opción primero y reinicie la unidad de recuperación si falla.
  • Símbolo del sistema: Realiza la resolución de problemas de la línea de comandos. Por ejemplo, puede ejecutar System File Checker y Check Disk Utility para resolver problemas de estabilidad y errores de disco.
  • Desinstalar actualizaciones: elimine las actualizaciones recientes de calidad o características del sistema operativo que podrían haber terminado causando problemas.
  • Configuración de firmware UEFI: Acceda a UEFI (Unified Extensible Firmware Interface) y modifique el firmware de su PC.
  • Restauración del sistema: Restaure su computadora a un inicio anterior y deshaga los cambios recientes si tiene Restaurar sistema activo.
  • Sistema de recuperación de imagen: Restaure el sistema operativo y los datos personales mediante una imagen del sistema.

Si ninguna de las correcciones funciona, regrese a la pantalla anterior y seleccione Recuperarse de una unidad en la pantalla principal para reinstalar Windows 11.

Advertencia: Si reinstala Windows 11 en este punto, perderá todos los datos personales en su PC a menos que tenga una copia de seguridad.

Vale la pena estar seguro

Aunque es posible que nunca necesite su unidad de recuperación USB, vale la pena estar seguro. La corrupción de archivos, los errores de disco, las actualizaciones del sistema operativo con errores y otros problemas potenciales siempre pueden poner en riesgo el sistema operativo.

Para obtener los mejores resultados, copie los archivos de su sistema para que pueda reinstalar rápidamente el sistema operativo si es necesario. De esa forma, evita tener que volver a descargar Windows o crear medios de instalación desde cero. Además, asegúrese de hacer una copia de seguridad de los archivos personales con regularidad para que pueda restaurarlos si las cosas se ponen feas.

Categorías PC