Cómo Lograr un Equilibrio Entre el Trabajo y la Vida Personal

A todos se nos anima a trabajar más duro, pero ¿cómo puedes encontrar un equilibrio entre tu trabajo y tu vida?

Con las empresas que intentan hacer más con menos recursos, el equilibrio entre la vida laboral y personal del trabajador moderno se vuelve cada vez más desafiante.

Los plazos ajustados, los tratos comerciales internacionales y la capacidad de trabajar desde prácticamente cualquier lugar, gracias a los teléfonos inteligentes y la banda ancha móvil, en cualquier momento, ha hecho que las personas sientan que están más ‘en el reloj’ que fuera de él cuando se trata de pisar el línea entre perseguir resultados en el trabajo y tener algo de tiempo libre en casa.

Algunas personas pueden prosperar en una situación así, pero otras podrían tener dificultades, especialmente si tienen una vida familiar igualmente exigente. Como tal, aquellos que no logran el equilibrio adecuado pueden terminar agotándose y estresándose cada vez más, cansados ​​e incluso enfermos.

Esto es particularmente cierto para las personas que trabajan como autónomos, contratistas o que forman parte de una nueva empresa que intenta triunfar, ya que a menudo los controles y equilibrios normales de las horas de trabajo y la cultura tienden a evitarse en favor de perseguir metas elevadas y, en en algunos casos, simplemente para llegar a fin de mes.

Por lo tanto, para seguir siendo un trabajador productivo sin agotarse, es cada vez más importante lograr un equilibrio saludable entre el trabajo y la vida. Estos siguientes consejos pueden ponerlo en el camino correcto para lograr ese nirvana diario.

Mantenga un registro del tiempo

Es posible que no se dé cuenta de la cantidad de horas que dedica al trabajo, por lo que llevar un registro de tiempo de todo lo que hace durante una semana, incluidas las actividades personales y relacionadas con el trabajo, es útil. Esto debería ayudar a comprender cómo se usa y se abusa de su tiempo.

Definir prioridades

Cuando se trata de lo privado y personal, debe pensar en lo que es más importante. Enumere las principales prioridades en el hogar y el trabajo. Mire cómo pasa su tiempo, luego pregunte qué necesita hacer más o menos, así como qué cosas debe comenzar a hacer y qué debe dejar de hacer. También observe lo que se puede hacer de manera diferente.

Programe sus objetivos

Una vez que tenga sus prioridades en orden, debe transformarlas en objetivos tangibles y cuantificables. Use un calendario para programar actividades como lo haría para reuniones de negocios o citas.

Planifica cuidadosamente

Para lograr un equilibrio entre el trabajo y la vida personal, debe planificar cuidadosamente y ceñirse al plan. Se debe usar un calendario tanto para el trabajo como para la vida, ya que no se pueden hacer dos cosas a la vez; este cronograma es la forma de convertir los objetivos en realidad. También debe reservar tiempo cada día para planificar las actividades y tareas del día siguiente.

Crea límites

No puede hacer todo lo que quiere si quiere tener una vida menos estresante. Es necesario establecer límites y comunicarlos a los gerentes, colegas y familiares. Es posible que no desee trabajar hasta tarde algunos días a menos que haya una emergencia. También necesita encontrar tiempo en casa para guardar la computadora portátil y el teléfono inteligente y evitar la tentación de revisar los correos electrónicos y las redes sociales.

Sea bueno consigo mismo y con su salud

Sin una buena salud mental, física y emocional, su vida laboral y personal se verá afectada. Asegúrese de comer comidas nutritivas y programar tiempo para hacer ejercicio tres veces a la semana. Además, dormir bien por la noche también es importante. Seguir esto disminuirá el estrés, aumentará los niveles de energía y te convertirá en una persona más productiva.

Tómate un tiempo para ti

El trabajo, las relaciones y la salud son importantes, pero también necesitará tomarse un tiempo para usted. Esto podría ser salir a caminar o aprender nuevas habilidades no relacionadas con el trabajo. Media hora de hacer otra cosa puede hacer maravillas por su bienestar.

Lo que pasa en el trabajo, permanece en el trabajo

Es importante delimitar qué es trabajo y qué es hogar. Programar actividades como hacer ejercicio inmediatamente después del trabajo puede ayudar a evitar la tentación de dedicar unos minutos más a enviar ese importante correo electrónico del trabajo.

Artículos Recomendados


Deja un comentario