Qué hacer si su PC con Windows 11 sigue fallando

¡Experimentar problemas de fallas constantes con su PC con Windows 11 puede ser increíblemente frustrante! Solo quiere hacer su trabajo sin interrupción, pero en cambio, se enfrenta a una computadora que se congela, se reinicia o presenta esa temida pantalla azul.

Lo guiaremos a través de los pasos para solucionar el problema si Windows 11 sigue fallando y cómo solucionarlo. Por supuesto, ¡estos consejos también se aplican a Windows 10!

¿Es Windows 11 el problema?

Antes de embarcarse en su viaje de solución de problemas, tómese el tiempo para averiguar si su sistema operativo Windows 11 es el verdadero culpable del problema de bloqueo. Preste mucha atención a cada accidente. ¿Hay aplicaciones o tareas específicas que provoquen que el sistema falle? Además, tenga en cuenta los patrones o correlaciones que pueden ayudar a identificar la causa raíz.

Si los bloqueos parecen exclusivos de una aplicación en particular, es posible que se trate de un problema relacionado con el software en lugar de un problema del sistema operativo. En este caso, la primera acción debería ser desinstalar la aplicación problemática. Para hacer esto, use el Botón de iniciobusque y seleccione Añadir o eliminar programasbusque la aplicación en cuestión y seleccione Desinstalar de su menú de tres puntos.

Una vez que se complete el proceso de desinstalación, vea si su computadora falla nuevamente. De lo contrario, reinstale la aplicación desde Microsoft Store, otra tienda (por ejemplo, Steam) o el sitio web del proveedor del software, luego espere para ver si el problema de bloqueo regresa.

Si bien es esencial explorar la posibilidad de que Windows 11 cause los bloqueos, no pase por alto el hardware y los dispositivos periféricos como los culpables. Por ejemplo, un dispositivo USB defectuoso o una tarjeta gráfica incompatible pueden provocar inestabilidad en el sistema. Desconecte todos los periféricos que no sean esenciales para ver si el problema continúa. Si el bloqueo se detiene, vuelva a conectar los dispositivos individualmente para identificar el hardware problemático. Una vez identificado, considere actualizar el controlador del dispositivo o reemplazar el hardware si es incompatible o está defectuoso.

Consejo: Un disco duro o SSD viejo es una causa común de fallas. Por lo tanto, el uso de herramientas de análisis del estado del disco debe ser parte de su investigación.

El malware y otras amenazas de seguridad también pueden causar fallas en el sistema. Para descartar esta posibilidad, ejecute un análisis antivirus exhaustivo con Windows Defender o una solución antivirus de terceros de confianza. Para realizar un análisis completo con Windows Defender, abra el Seguridad de Windows aplicación, haga clic en Protección contra virus y amenazasY debajo Opciones de escaneoelegir Análisis completo.

Si se detecta software malicioso, siga las instrucciones en pantalla para poner en cuarentena o eliminar la amenaza.

Reiniciar Windows

A veces, la solución más fácil y efectiva para reparar el bloqueo de Windows 11 es simplemente reiniciar el sistema. Si bien puede parecer demasiado fácil, un reinicio rápido a menudo puede resolver fallas temporales o conflictos que conducen a la inestabilidad del sistema.

Por supuesto, si el tipo de bloqueo que está experimentando obliga a reiniciar de todos modos (como un BSOD) en lugar de solo componentes o aplicaciones dentro de Windows 11, entonces deberá continuar con pasos de solución de problemas más avanzados.

Ajuste de la configuración del BIOS

El BIOS (o UEFI en la mayoría de las computadoras modernas, si somos técnicos) es responsable de la comunicación fundamental entre el sistema operativo y el hardware de la computadora. La configuración incorrecta en su BIOS puede provocar inestabilidad, incompatibilidad y, a veces, bloqueos. Por lo tanto, es mejor echar un vistazo a su BIOS para asegurarse de que todo esté bien:

  1. Apague su computadora y vuelva a encenderla, o inicie un reinicio.
  2. Acceda al menú de configuración del BIOS presionando la tecla designada (generalmente Supr, F2o F10) durante el proceso de arranque inicial. Consulte el manual de su placa base o los mensajes de inicio en la pantalla de su computadora para obtener más detalles.
  1. Navegue a la configuración relacionada con la CPU y la memoria, como velocidades de reloj, voltajes y tiempos. Asegúrese de que estas configuraciones se alineen con las especificaciones de su hardware. Si no está seguro, seleccione el por defecto o «Auto» ajustes.
  2. Verifique la configuración de administración de energía, como habilitar o deshabilitar funciones específicas de ahorro de energía, y ajústelas en consecuencia. Algunas funciones de ahorro de energía pueden entrar en conflicto con Windows 11 y causar inestabilidad. Nuevamente, generalmente es más seguro restablecer estas configuraciones a sus estados automáticos o predeterminados.
  3. Busque cualquier configuración relacionada con la virtualización, como Intel VT-x o AMD-V, y actívela o inhabilítela según los requisitos de su sistema. Las incompatibilidades con las funciones de virtualización pueden causar fallas en Windows 11.
  1. Busque cualquier cosa relacionada con el overclocking de su CPU o RAM. Compruebe si los voltajes de la CPU se han modificado manualmente. Un sistema overclockeado puede ser muy inestable, y si recibió la computadora de otra persona, es posible que se haya olvidado de restaurar la configuración predeterminada.
  2. Guarde sus cambios y salga del menú de configuración del BIOS, permitiendo que su PC se reinicie.

No juegues con ninguna configuración que no entiendas. Cambiar la configuración a «automático» o en su defecto «predeterminado» es la forma más segura de proceder si desea la máxima estabilidad. Si no desea revisar innumerables menús de configuración del BIOS, siempre puede usar la opción «reiniciar y restaurar la configuración predeterminada» o una opción similar en el menú de salida del BIOS.

La importancia de las actualizaciones de Windows 11

La búsqueda de actualizaciones es uno de los primeros pasos para reparar una PC con Windows 11 que falla. Microsoft publica periódicamente actualizaciones para mejorar el rendimiento y parchear las vulnerabilidades de seguridad. Para comprobar si hay actualizaciones, haga clic con el botón derecho en el Botón de inicioseleccionar Ajustesentonces actualizacion de Windowsy finalmente, Buscar actualizaciones.

Si hay actualizaciones disponibles, instálelas y reinicie su computadora.

Los controladores obsoletos pueden causar accidentes

Los controladores de dispositivos obsoletos pueden ser una de las principales causas de bloqueos. Para actualizar sus controladores, abra el «Administrador de dispositivos» haciendo clic derecho en el botón Inicio y seleccionándolo de la lista. A continuación, expanda las categorías, haga clic con el botón derecho en cada dispositivo y elija «Actualizar controlador». Alternativamente, visite el sitio web del fabricante para sus componentes de hardware y descargue los controladores más recientes.

Identificación y resolución de programas incompatibles

Los conflictos de software pueden provocar fallas y bloqueos. Para verificar si este es el problema, realice un inicio limpio para iniciar Windows con solo los servicios esenciales de Microsoft en ejecución.

Prensa Ctrl + Mayús + Esc para abrir el Administrador de tareas.

Ve a la Pestaña de inicioy deshabilite todos los servicios que no sean de Microsoft haciendo clic con el botón derecho en la aplicación y seleccionando Desactivar.

Reinicie su PC y observe si el problema continúa. Si el bloqueo se detiene, habilite los servicios deshabilitados individualmente hasta que identifique el software problemático. Desinstale o actualice el programa en conflicto para resolver el problema.

La memoria importa: prueba y solución de problemas de RAM

La memoria RAM defectuosa o incompatible puede causar fallas en el sistema. Para diagnosticar esto, ejecute la herramienta integrada de diagnóstico de memoria de Windows. Escriba «Diagnóstico de memoria de Windows» en la barra de búsqueda del menú Inicio y seleccione Reinicie ahora y busque problemas. Su PC se reiniciará y ejecutará la prueba de memoria. Si se detectan problemas, considere reemplazar o actualizar su RAM. Además, si su RAM fue overclockeada o su configuración predeterminada fue modificada, recuerde deshacer esos cambios antes de ejecutar la prueba de memoria.

Sobrecalentamiento: garantizar que su PC se mantenga fresca

El sobrecalentamiento puede provocar fallas en el sistema. Asegúrese de que los ventiladores y el sistema de refrigeración de su PC funcionen correctamente y limpie cualquier acumulación de polvo. Verifique las temperaturas de su CPU y GPU con una herramienta de monitoreo y, si son constantemente altas, considere actualizar su solución de enfriamiento. A veces puede tener un enfriador defectuoso o la pasta térmica entre el enfriador y la CPU o GPU ya no funciona correctamente y debe reemplazarse.

Volviendo a un estado estable

Si los bloqueos comenzaron después de un cambio reciente, intente una Restauración del sistema para devolver su PC a un estado estable anterior. Tipo Restauración del sistema en el Barra de búsqueda del menú Iniciosiga las indicaciones y seleccione un punto de restauración desde antes de que comenzaran los problemas.

Si eso no funciona, considere reiniciar su PC yendo a Ajustes > Sistema > Recuperación y seleccionando Restablecer esta PC.

Nota: La opción «restablecer» en Windows 11 hará que su instalación de Windows vuelva a su configuración predeterminada de fábrica. También se restaurarán todas las aplicaciones preinstaladas por el fabricante de su PC. Se le dará la opción de conservar sus archivos, pero se eliminará cualquier software que haya instalado usted mismo. Recomendamos hacer copias de seguridad en lugar de confiar en Windows 11 para conservar sus archivos.

Comprobación y restauración de archivos del sistema: aprovechamiento del poder de SFC y DISM

El Comprobador de archivos del sistema (SFC) es una utilidad integrada de Windows que escanea y repara los archivos del sistema dañados, lo que a menudo puede causar fallas en el sistema. Para ejecutar un escaneo SFC, siga estos pasos:

  1. Escriba «Símbolo del sistema» en el Barra de búsqueda del menú Inicio.
  1. Haga clic derecho en el Resultado del símbolo del sistema y seleccione Ejecutar como administrador.
  1. En la ventana del símbolo del sistema, escriba el siguiente comando y presione Ingresar: sfc /escanear ahora
  1. Se iniciará el escaneo SFC, verificando los archivos de su sistema en busca de daños o corrupción. Si hay errores, el programa intentará repararlos automáticamente. Este proceso puede llevar un tiempo, ¡así que ten paciencia!
  1. Una vez que se complete el escaneo, reinicie su computadora para aplicar cualquier cambio.

Si el escaneo SFC no resuelve el problema de bloqueo o no puede reparar ciertos archivos, puede usar la herramienta Administración y mantenimiento de imágenes de implementación (DISM). Esto a menudo puede solucionar problemas que SFC no puede:

  1. Repita los pasos 1 y 2 anteriores.
  2. En la ventana del símbolo del sistema, escriba el siguiente comando y confírmelo presionando Ingresar: DISM /En línea /Imagen de limpieza /Restaurar salud
  1. Deja que DISM haga su trabajo. Este proceso puede tomar una cantidad de tiempo significativa en comparación con SFC, así que tenga paciencia y no interrumpa la operación.
  1. Una vez que se complete el proceso DISM, reinicie su computadora para aplicar cualquier cambio.

Reinstalar Windows 11

Si todo lo demás falla, reinstalar Windows 11 puede ser el último recurso. Haga una copia de seguridad de sus archivos importantes, cree una unidad USB de arranque y realice una instalación limpia. Esto borrará su disco duro y proporcionará un nuevo comienzo, eliminando problemas persistentes.

Categorías PC